Los lentes de contacto están disponibles para casi todo tipo de problemas visuales, y su confección se ha mejorado en los últimos años para brindar un mejor precio y un manejo más cómodo a los pacientes. Según su duración, los lentes de contacto se clasifican en:

Desechables:
Son lentes de uso flexible los cuales pueden utilizarse por un período no mayor a 15 días según el paciente y a criterio del especialista. En el mercado existen lentes desechables con una duración de 1 día, 15 días y de un mes.

Reemplazo frecuente:
Estos lentes se pueden retirar diariamente o se puede dormir con ellos. Se recomienda una desproteinización semanal. Su período de vida puede ser hasta de 1 año.

Uso diario:
Estos lentes se deben retirar diariamente, requieren limpieza, enjuague y desinfección diaria. Además, exigen una limpieza enzimática cada 8 días para limpieza, desinfección y desproteinización.

Lentes de colores:
Cambian la apariencia de sus ojos naturales con diferentes combinaciones, brindando una mirada bella y natural.